Está viendo:

El crecimiento del sector del vino en Castilla-La Mancha, un reto clave para la economía de la región

El director general del Foro Interalimentario, Víctor Yuste, ha puesto en valor el papel de los consumidores a la hora de tomar cualquier decisión en torno al sector del vino, al que augura grandes posibilidades si hay unión entre todos los eslabones de la cadena que intervienen en él.

Madrid, 15 de febrero de 2017.- El Foro Interalimentario ha participado en la IV  Edición del ya consolidado ciclo de Foros y Conferencias ‘Castilla-La Mancha, de cerca’, que ha organizado en el día de hoy el Grupo Multimedia de Comunicación La Cerca para tratar los temas más candentes de esta región.

Esta edición, que ha girado en torno al sector vitivinícola, ha tenido lugar en el Palacio de la Diputación de Albacete, con la inauguración por parte del Presidente de la Diputación, Santiago Cabañero, y la asistencia de miembros destacados del sector.

Durante su intervención, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha hecho un exhaustivo repaso por esta cadena de valor y expuesto todos aquellos cambios que se deberían abordar en cada uno de los ‘eslabones’ de la cadena y que engloba, desde la producción al consumo del vino, así como el proceso de planificación del vino en el que trabaja el Gobierno regional, todo con el fin de que “sean menos las manos por las que pasa el producto” y de que el respeto mutuo entre todas ellas sea la tónica dominante.

En concreto, Martínez Arroyo, ha enfatizado en la necesidad de mirar desde la óptica de los consumidores y de proteger a los viticultores, incentivar la integración comercial de las cooperativas y elevar necesariamente los niveles de consumo interno de vino para que, junto con el creciente nivel de las exportaciones, el sector sea capaz de pasar de sus actuales 1.000 millones de euros de facturación en Castilla-La Mancha a los 2.500 millones.

El Consejero ha insistido en la necesidad de trabajar para “que sea Castilla-La Mancha quien, como mayor productora, establezca el funcionamiento del mercado del vino (especialmente, en los graneles) y que otros dejen de hacerlo por nosotros”.

Para cumplir este objetivo, desde el Foro Interalimentario se ha defendido un modelo de cadena agroalimentaria sostenible en el que absolutamente todos los eslabones se entiendan, compartan alianzas estables y transparentes y obtengan rentabilidad. En concreto, ha sido el director general del Foro Interalimentario, Víctor Yuste, quien ha matizado en su intervención que “todos los eslabones de la cadena deben empezar por uno: el del consumidor, forma parte de nuestro modelo y de nuestros objetivos; nuestra misión y visión del sector es que el consumidor es el centro y el foco al que tenemos que mirar cada vez que tomamos una decisión”.

La estabilidad, la transparencia, la especialización, la garantía de compra y la innovación conjunta son premisas fundamentales para la sostenibilidad y rentabilidad del sector, sin olvidar hacerlo atractivo para facilitar la incorporación de jóvenes al sector agrario.

Para Yuste, el sector vitivinícola tiene un importante impacto social y económico en Castilla-La Mancha, “si somos el gran viñedo del mundo (437.000 hectáreas), si tenemos la cooperativa vitivinícola más grande de Europa, si 7.000 familias dependen directamente del vino en Castilla-La Mancha (e indirectamente hasta 100.000 familias), también deberíamos ser los grandes comercializadores y exportadores. Ser embajadores de la cultura del vino”.

“Todo tiene que pasar por la promoción, la comercialización y la calidad”, aunque, en éste último aspecto, Víctor Yuste se ha mostrado más optimista afirmando que se han dado ya pasos muy importantes: “Tenemos grandes enólogos, grandes profesionales y grandes bodegas”.

Respecto al objetivo que el consejero de Agricultura se ha marcado de aumentar la facturación de 1.000 mill. € a 2.500 mill. €, Víctor Yuste ha explicado que esa diferencia de 1.500 millones de euros más supondría el 4% del Producto Interior Bruto (PIB) de Castilla-La Mancha. “Si la región logra alcanzar ese reto, que es posible si se trabaja duro y con eficiencia, aumentaría en cuatro puntos su PIB, lo cual sería una muy buena noticia para Castilla-La Mancha”.

Para ello, según el director general del Foro Interalimentario, hace falta compromiso, esfuerzo, apoyo de todos y, sobre todo, unión porque “es fundamental el poder de la colaboración: si todos los eslabones de la cadena nos entendemos y remamos hacia el mismo objetivo, yo creo que sí se pueden conseguir esos 2.500 millones de euros de volumen de facturación en el sector en Castilla-La Mancha”.

<< volver

  • Compartir
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • google bookmarks (en nueva ventana)

Movimientos Mercadona para satisfacer a El Jefe

Ver todos